La expulsión de Marcos Rojo que perjudicó a Boca y capitalizó muy bien River

Deportes 03 de octubre de 2021 Por S&
El central del equipo de Sebastián Battaglia cometió dos faltas consecutivas y Fernando Rapallini le mostró la roja tras dos amarillas antes de los 20' del PT.
el-momento-en-que-rapallini___W8Ou4s8fe_1256x620__1

El Superclásico entre River Plate y Boca Juniors comenzó caliente y eso quedó claro no solo en el calor y el color de unas tribunas que evidenciaron un marco mayor al del 50% de público, sino también en la pierna fuerte y los encontronazos desde el comienzo mismo del juego.

Y en ese río revuelto, el local fue el que cosechó una "ganancia". Porque Marcos Rojo -justo él, uno de los hombres con mayor experiencia entre los 22 que saltaron al césped del Monumental- cometió dos faltas en dos minutos, cada una le valió la amarilla por parte de Fernando Rapallini y, lógicamente, se tuvo que ir expulsado. Iban apenas 16 minutos del primer tiempo.

En la primera jugada, bordeando el minuto 14, Boca había quedado mal parado y el central fue abajo para cortar una contra que comenzaba en los pies de Brian Romero. Poco para objetar en la decisión del árbitro. O nada, en realidad. Clara amonestación.

La segunda fue todavía más cuestionable. No por la decisión arbitral, sino por la manera en que Rojo encaró la jugada. A la salida de un lateral, con Palavecino recibiendo la pelota de espaldas, lo cortó abajo. ¿Pudo no haber sido amonestado? Posiblemente, si el juez hubiera elegido ser permisivo. Pero la decisión de mostrarle la tarjeta tampoco admitió demasiada queja.

Con la expulsión inmediata de Rojo, Sebastián Battaglia debió ingeniárselas para rearmar el equipo: fue el primer síntoma de una tarde que no comenzó nada bien para Boca y que se complicó todavía más con el gol de Julián Álvarez.

riverCon una brillante actuación de Julián Álvarez, River se quedó con un nuevo Superclásico ante Boca

S&

Te puede interesar