Polémica en la NBA: investigarán al dueño de Phoenix Suns tras ser acusado de racismo y sexismo

Deportes 05 de noviembre de 2021 Por S&
Sucedió tras la publicación de un artículo de ESPN con decenas de testimonios sobre Robert Sarver, también dueño del club de fútbol Mallorca de España.
Captura de pantalla 2021-11-05 a la(s) 22.19.11

Una profunda investigación de la cadena ESPN, avalada por el testimonio de decenas de personas, sobre Robert Sarver, propietario de Phoenix Suns y del Mallorca de La Liga de España, dejó en evidencia un supuesto maltrato a sus empleados, de índole racista y sexista, que ya lleva 17 años.

Las declaraciones son tan fuertes como contundentes y no dan lugar a dudas. Lo que hace una semana parecían especulaciones a partir de que se conociera que el medio estaba trabajando en esta historia, se terminó de confirmar con una amplísima cantidad de testigos que aseguran haber sufrido por parte de Sarver en el ámbito laboral y que producto de eso, aportaron sus diferentes relatos a la causa.

"Sarver utilizó un lenguaje racialmente insensible, hizo comentarios de sexismo, misóginos y fomentó un entorno en el que los empleados se sentían de su propiedad", escribió Baxter Holmes, el periodista de la cadena ESPN Estados Unidos que llevó a cabo la investigación.

Otro de los testimonios más fuertes fue el de nada más ni nada menos que un copropietario de los Suns, quien aseguró bajo reserva de su nombre: "El nivel de misoginia y racismo está más allá de los límites. Es vergonzoso como propietario".

De acuerdo a quienes brindaron su parecer, los malos tratos del directivo no tenían que ver solo con el racismo, sino también con el machismo. Una de las tantas personas que declaró sostuvo que Sarver, en una ocasión, le preguntó a una mujer si ella "le pertenecía" como para a partir de entonces determinar si se le daba o no el trabajo en los Suns.

Entre otras cosas, varias mujeres agregaron que por culpa de esta "cultura" que se desarrolló a partir de las actitudes de Sarver para dirigirse hacia ellas, se vieron sometidas y fueron víctimas de otros ejecutivos varones.

Hace poco menos de un mes se hicieron públicos los informes de la historia de una de las víctimas. En ese momento, los Suns negaron y rechazaron rotundamente las acusaciones, con un texto que calificaba la investigación como un material basado "en mentiras, insinuaciones y una falsa narrativa para atacar a nuestra organización y su liderazgo".

Más allá de todas las especulaciones, rumores y lo que se decía de Sarver antes de que se publicara el artículo, la directora ejecutiva de la NBPA (la Asociación de Jugadores), Michele Roberts, le dijo a ESPN que no estaba al tanto de ningún informe de los jugadores sobre mala conducta por parte de Sarver o de los Suns.

De todos modos, al salir a la luz el informe elaborado por ESPN, el vicepresidente ejecutivo de comunicaciones de la NBA, Mike Bass, emitió un comunicado en nombre de la liga y de la liga femenina, la WNBA:

"Las acusaciones contenidas en el artículo de ESPN de hoy son extremadamente graves, y hemos ordenado al bufete de abogados Wachtell Lipton que inicie una investigación exhaustiva. La NBA y la WNBA siguen comprometidas a proporcionar un lugar de trabajo respetuoso e inclusivo para todos los empleados. Una vez completada la investigación, sus conclusiones servirán de base para cualquier acción de la liga".

Captura de pantalla 2021-11-05 a la(s) 22.19.29

La franquicia difundió un extenso comunicado en la tarde del jueves, firmado por el presidente y CEO, Jason Rowley, en la que se "rechazan con vehemencia las acusaciones hechas en el artículo de ESPN". Destaca, en el comienzo: "Nuestras organizaciones (N. de R.: también son propietarios del equipo femenino Phoenix Mercury, donde juega la norteamericana con raíces argentinas Diana Taurasi) siempre han trabajado para crear un ambiente respetuoso y diverso, donde el racismo, el sexismo y cualquier comportamiento dañino de cualquier tipo son inaceptables".

El propio Sarver, por su parte, aseguró seguir "shockeado por el falso reporte" de Baxter, y destacó el ejemplo en que se habla de su utilización de la "N-word", eufemismo utilizado en inglés para evitar al altísimo contenido discriminatorio de la palabra "nigga" o "nigger", una forma despectiva de "negro" que data de hace muchísimo tiempo (deriva del latín "niger") pero que con el avance de las épocas, particularmente durante los años de esclavitud, fue cobrando cada vez más relevancia negativa.

En el artículo, que en este caso sí tiene un testimonio público, el exentrenador del equipo Earl Watson lo acusó de usar esa palabra. "¿Por qué (el jugador) Draymond Green la puede decir? Él la usa", se defendió Sarver, siempre según las palabras del coach.

"Nunca he llamado a alguien así, ya sea verbalmente o por escrito. No uso esa palabra. Es repugnante, fea y denigrante y va en contra de todo lo que creo", se expresó el dueño de los Suns, quien luego criticó a Watson ("creó una atmósfera de trabajo tóxica y no es una fuente confiable") pero que no virtió opinión o descargo alguno sobre las acusaciones de sexismo. Sí, en cambio, manifestó que recibirá de brazos abiertos "una investigación imparcial de la NBA".

Este viernes, en tanto, a través de las redes los Suns volvieron a publicar testimonios en defensa del propietario. En este caso se trató de Andy Kohlberg, extenista, vicepresidente de la franquicia y también titular del Mallorca de fútbol de España, quien asegura que jamás le hicieron ningún comentario sobre alguna actitud reprobable de Sarver ni lo vio o escuchó en situaciones condenables, al tiempo que lo calificó como "íntegro" y "honesto".

Todo el grupo propietario de los Suns, en tanto, rechazó los calificativos del artículo, manifestó su apoyo al dueño y aseguró que colaborará con la investigación de la liga.

Captura de pantalla 2021-11-05 a la(s) 22.12.06F1: Checo Pérez sufrió un accidente en las prácticas que casi lo deja fuera del GP de México
morro"Eterno Goleador", la emocionante canción dedicada a la memoria del Morro García

S&

Te puede interesar