Lucía Celasco asegura que su abuela Susana Giménez la hace dormir en un colchón

Espectáculos 13 de noviembre de 2021 Por redacción WTF
La convivencia en Miami entre la diva y su nieta se volvió un caos, tal como contó Susana a Marley. La joven hace fiestas, le quema electrodomésticos y es desordenada. "No se va", se queja.
N6KW7GQIPJCE3BYZQ4MACXDQVY

La caótica convivencia en Miami entre Lucía Celasco y Susana Giménez se volvió la noticia del momento cuando la diva le confesó a Marley, con quien grabó "Por el mundo", que la joven no se va de la casa pese a que ella le regaló un departamento.

La joven de 26 años hace fiestas, es muy desordenada y su abuela le pide que se vaya, hasta que llegaron a un arreglo que contó la hija de Mercedes Sarrabayrouse: duerme en una especie de ala externa de la mansión en un colchón.

“Acá no conseguís algo alquilado fácil, con Lucía por ejemplo yo le digo que no se alquile algo de 4000 dólares por mes porque lo tiene que pagar ella; yo quiero que se vaya de casa, y no se va”, le dijo Susana a Marley.

“En mi casa hay un sillón cama, que lo abre y nunca más lo cierra hasta el día en que se va; no cuelga la ropa, es tremendo, su placard son las valijas y encima me quemaron la pava francesa con un amiga”.

“La dejaron puesta, con en el gas de acá que calienta en un minuto, y se fueron un poco más hasta Buenos Aires”.

Marley y Susana fueron como parte del programa de viajes a Wynwood, una exclusiva zona de Miami en la que Lucía tiene un negocio de ropa. Allí la joven dio su versión, aunque la abuela la saludó con ironía: “Lucía, ¿estás trabajando? No puedo creer, me da una cosa en el corazón. ¡Trabaja! Es la única a parte de mí que trabaja de la familia”.

“Estoy durmiendo en un colchón acá atrás porque me echaron”, dijo allí la joven a Marley.

“¿La echaste?”, le preguntó el conductor a Susana. “No, yo jamás la eché, nosotras hicimos un trato porque yo le compré un departamento en Buenos Aires que todavía no terminó de decorar, y hace un año que se lo compré ya ”, contraatacó la conductora. Y agregó: “Es un departamento normal, no es algo que vos digas que es gigante, pero ella necesitaba capital para remodelar y le dije: ‘Yo te doy todo esto, pero en casa no vivís’, y ella aceptó el trato”.

Pero eso era en Argentina. En Miami, Lucía prefiere estar en la mansión de Fisher Island a Venetian Island, ubicada en medio de un parque natural con puentes, vistas con yates y embarcaderos propios. 

Su, sin embargo, cree que la joven debe ir a  un departamento.  "Acababa baba de cambiar las alfombras blancas en mi casa, que eran blancas antes de que ella fuera con sus amigas”, arremetió Susana. Luego volvió a mencionar la famosa pava francesa que quedó inutilizable por un descuido de su nieta, y Lucía se defendió: “Era la pava más fea que vi en mi vida”.

Te puede interesar