Debajo del ring: afirman que Mike Tyson tenía sexo en el camarín antes de salir a pelear

Deportes 19 de noviembre de 2021 Por S&
Un exguardaespaldas del púgil norteamericano sacó a la luz explosivas intimidades vinculadas al excampeón mundial.
tyson

Es uno de los boxeadores más reconocidos del mundo, que hizo historia dentro del ring, pero Mike Tyson fuera de él nunca pasó desapercibido. En ese contexto, un exguardaespaldas del estadounidense, de nombre Rudy Gonzalez, recordó los años dorados del excampeón de boxeo. En una entrevista con el diario The Sun, este hombre que formaba parte del círculo íntimo del estadounidense, reveló detalles desconocidos sobre la vida de Iron Mike.

Tyson comenzó su carrera en 1985, a los 19 años, y al siguiente ya ostentaba el título de campeón mundial, con 28 victorias y 26 por nocaut. Sin dudas, era imbatible dentro del cuadrilátero. "Todavía veo a algunos de los tipos con los que luchó. Estuve allí en el ring viendo a estos hombres enormes llorando, con los huesos rompiéndose o su sangre volando por todas partes. No es exagerado decir que Mike era como un tren golpeando a estos tipos”, recordó González.

González fue uno de los primeros guardaespaldas que lo custodió en su carrera, previo a que alcanzará su primer título mundial en 1986, momentos en los que Tyson no la estaba pasando nada bien debido a la muerte de su entrenador Cus D’Amato, quién fue el que lo rescató de su terrible infancia.

Es que antes de ser el Mike que todos conocen, fue un niño que vivía en un barrio peligroso, con una dura realidad. A la que enfrentaba ganando plata por pelear contra adolescentes. En aquel entonces, su conflictiva adolescencia hizo que terminará en prisión, donde uno de los guardias le vio potencial y le recomendó ir al gimnasio de D'Amato mientras cumplía su pena.

Captura de pantalla 2021-11-19 a la(s) 18.51.16

Al conocerlo, el entrenador lo apadrino en lo profesional y en lo personal. Y junto a su esposa, Camille Ewald, se lo llevaron a vivir a su casa, dándole un buen ambiente, gran calidad de vida y sobre todo lo más importante una familia.

Luego de su muerte, Tyson nunca volvió a ser el mismo. En el ring no lo demostraba pero por dentro estuvo roto por mucho tiempo, así lo cuenta González en The Sun.

“Mike solía romper a llorar antes de las peleas. Tenía un problema de ansiedad en el que estaba desesperado por no sentirse lo suficientemente bien o no querer arruinar las cosas. Nunca recuperó la pérdida de Cus, porque encontró a alguien especial que tuvo fe en él y lo salvó de las profundidades del infierno”, afirmó González.

Lo más sorprendente del relato del custodio es la manera en que el boxeador lograba calmar todas esas tensiones en la previa de los combates: teniendo sexo con mujeres, una rutina repetida en esos tiempos de éxito, dinero y fama inusitada.

Según afirmó Gonzalez, la estrella del boxeo escondía mujeres en el vestuario para tener sexo con ellas: "Lo hacía para liberar energía. El decía que si no lo hacía iba a matar al boxeador que tenía enfrente", explicó el custodio.

Pese a que su vida y su carrera se basaba en el boxeo, su mayor temor era destrozar a alguien, matarlo. Lo único que lo evitaba era esa liberación de energía a través del sexo. Según González, esa era su manera para evitarlo.

Tras la muerte de su entrenador, la carrera de Tyson no volvió a ser la misma, rodeado de escándalos: alcohol, droga, condenas por violación y violencia, tiempo en prisión y más faltas de conducta inundaron su vida.

Según González, todo ésto fue a causa de la mala influencia de su agente, Don King: "Él lo quebró psicológicamente. La historia de Mike habría tenido un final diferente si Cus hubiera vivido más tiempo. Su hermana Denise siempre me hizo prometer que mantendría a Mike alejado de Don, llamándolo payaso”, pero nada pudo impedirlo.

S&

Te puede interesar