Antonio Laje lloró al aire por las acusaciones de maltrato

Espectáculos 06 de diciembre de 2021 Por redacción WTF
Luego de la renuncia de María Belén Ludueña otras periodistas de América salieron a denunciarlo en las redes. Él hizo su descargo.
antonio-laje-en-el-aeropuerto___gWApRXnQ4_600x338__1

Además de Belén Ludueña, otras compañeras del noticiero Buenos Días América salieron a denunciar a Antonio Laje por maltrato, y él se mostró tan angustiado que se puso a llorar en medio del programa.
 
El conductor, que también es piloto de aviones, reconoció que es exigente a la hora de trabajar, que puede enojarse, pero que “de ninguna manera” es “una persona maltratadora”.

De todos modos, y entre lágrimas, pidió disculpas “a los que se sintieron maltratados”. “No fue jamás fue mi intención”, afirmó.

“Para mí es dificilísimo hablar de este tema: nunca me imaginé que iba a estar en una situación así ", dijo el periodista de América "Pero yo soy esto. Ustedes me ven todos los días al aire, me acompañaron muchísimos años, cosas que yo les agradezco muchísimo. Me hicieron crecer, hicieron crecer al programa y a los programas

Laje confió en que su última semana fue “realmente durísima”, esbozando una idea sobre el trasfondo de lo ocurrido en estos días. “Uno aquí está acostumbrado a tocar distintos resortes de poder y siempre atentos a que puede pasar algo. Nunca pensé con la violencia, con la virulencia, con la maldad y con la agresión de lo que estuve viviendo yo y mi familia durante estos últimos días”.

“Yo tengo el alma destruida y la verdad que tengo el corazón recontra partido de lo que estuve viviendo…”, confesó, se quebró en llanto. “No me importa llorar. Hace más de 30 años que hago esto y me tocó crecer con los periodistas más exitosos y exigentes”. 

“Me tocó empezar a formar equipos, empecé como muchos en radios truchas pagando con un sueldo el espacio con amigos y trabajando gratis en radio hasta que finalmente pueda empezar a conseguir mi primer trabajo pago y empezar a crecer y lo hice rompiéndome todo porque yo creo en el esfuerzo, yo creo en el mérito y yo creo en las exigencias”.

“Yo no creo en los maltratos, la verdad que no. Yo creo en exigencias. En mi carrera, en donde fui avanzando, y tuve la suerte de poder formar equipos, y ver que hoy hay periodistas brillantes que han salido de acá, que han salido de mi lado, de mi escuela, de mi programa y que se destacan en muchos otros medios”.

En ese rol de formador de equipos, destacó una particularidad del noticiero que comanda: “Los productores de este programa, que entre paréntesis creo que tengo un solo productor varón, son todas mujeres el éxito de la producción de este programa pertenece a todas mujeres. Sistemáticamente las vienen a buscar de otros canales, como vienen a buscar otros canales a columnistas míos”.

“Cuatro horas de aire con la atención que significa estar permanentemente compitiendo con 12 canales más, porque les quiero contar que además esta franja esta franja es la que tiene es la franja más competitiva de la televisión, porque todas las señales a esta hora estamos todos con lo mismo”, agregó.

Laje reconoció que muchas veces tiene un “humor de perro” y que se enoja cuando las cosas salen mal, porque quiere que todo esté perfecto. Dio algunos ejemplos de las cosas que lo pueden hacer poner mal: “Si salís se corta un audio y si sale un mal un graph, ¿yo me enojo? Sí, me enojo. Y ni siquiera lo oculto porque a veces me enojo y ustedes se dan cuenta que estoy enojado”.

Sin embargo, dijo que esos enojos son “desde lo laboral, no desde lo personal”

Laje calificó de “ataque feroz” lo que ocurre con su persona: “La verdad es que no tiene nombre. BDA (Buenos Días América) tiene ocho años y yo hace muchos años, casi 30, que estoy en esto y evidentemente las cosas cambian y a veces uno no cambia con el ritmo que tiene que cambiar y yo no tengo, pero ningún problema en pedir disculpas”.

Entonces, se dirigió a quienes lo acusaron “Si alguien se sintió maltratado lo único que quiero dejar en claro es que acá no hay maltrato. Yo exijo y quiero que las cosas salgan bien porque es lo único que me preocupa, porque además es así como se forman los mejores profesionales que después se van a otros lados. Pero no todos tienen ni por qué soportar la tención de las cuatro horas ni por qué gustarle”.

“Tengo la tranquilidad de que jamás quise maltratar a nadie, y que tengo valores enormes y los voy a seguir sosteniendo”, dijo, y habló de lo que considera un “ataque furibundo”. “No sé de dónde, tengo claro que están intentando bajarme, liquidarme, sacarme del aire y destruir a mi familia. Yo estoy acá. Yo di la cara siempre. ¿Saben qué? Yo vivo a la luz, yo no ando en las sombras, yo no me escondo en redes. Yo estoy acá todos los días en el mismo horario, en un canal de televisión que me abrió las puertas siempre y que no permitiría jamás que yo maltratara a alguien”.

“Para mí esto es trabajo y lo que pasa en el trabajo queda en el trabajo, pero otro no puede sentirlo así y pido disculpas”, reiteró, y antes de disculparse con quienes se sintieron maltratados, concluyó, de nuevo entre lágrimas: “Acá voy a seguir, al menos por ahora voy a seguir acá, dando la cara”. Tras su extenso descargo, salió al aire, y fueron sus compañeros quienes continuaron con el curso del programa por más de una hora, hasta su regreso.

Te puede interesar