Murió Manolo Santana, el gran impulsor del tenis en España

Deportes 12 de diciembre de 2021 Por S&
Ganador de cuatro «grand slams» en los años 60, cuando el deporte de la raqueta no tenía peso en el país europeo. Su relación con Vilas.
F6112CDF-5B49-4792-8DC6-3B9C0E867228
Dos leyendas. Manolo Santana, derecha, junto al gran Guillermo Vilas.

Arrancó como un humilde alcanzapelotas y acabó codeándose con reyes, actores y políticos del máximo nivel. La vida de Manolo Santana (Madrid, 1938-2021) fue una vida de película, en la que salvando no pocos ni importantes obstáculos logró popularizar un deporte como el tenis, casi desconocido en España, llevándolo con sus triunfos y su carisma a convertirlo en uno de los más practicados y de mayor audiencia televisiva. La primera leyenda del tenis español, ganador de cuatro grand slams, doble finalista de la Davis y número uno en 1965, falleció ayer a los 83 años.

Para tener éxito en la vida siempre se requiere además del talento y el esfuerzo, algo de suerte. Manolo la tuvo en dos momentos cruciales de su vida. Una familia del Club Velázquez, los Romero Girón, que se encariñaron con él cuando recogía bolas para poder subsistir, hablaron con la madre (su padre estaba en la cárcel) y le ofrecieron adoptarlo. Con ello la vida de Manolo cambió radicalmente, pudiendo estudiar y entrenarse como un socio más del club.

Evitó el paso a profesional

El otro momento importante en su vida fue cuando, ya habiendo destacado el grupo de jugadores profesionales promovido por Jack Kramer (en el que se encontraban los mejores tenistas del mundo, entre los que estaba Andrés Gimeno), le ofreció unirse a ellos. Hacerlo significaba no poder jugar ni los grand slams ni la Copa Davis, que en aquella época solo podían jugar los jugadores amateurs. En ese momento, la aportación de varios empresarios igualó la oferta de Kramer para que Santana siguiese como aficionado. Eso posibilitó los éxitos de Manolo que galvanizaron al país.

D136423F-5429-4B1E-AAB3-E3041A14D8F5

Las dos finales de la Davis

Sus triunfos en Roland Garros en 1961 y 1964 pasaron casi desapercibidos en España, pero las eliminatorias de la Copa Davis del 65 y 67, logrando en ambas llegar a la final contra Australia, despertaron el interés de los españoles, muchos de los cuales no durmieron para ver los partidos de Sídney y Brisbane.

España perdió por 4-1 ambas eliminatorias, pero Santana consiguió sobre la hierba australiana vencer en la primera final a Roy Emerson, y en la segunda a John Newcombe, cuando ambos ostentaban el número 1 mundial.

S&

Te puede interesar