Ronald Araújo, una bestia: jugó el clásico ante Real Madrid con dos clavos en la mano

Deportes 14 de enero de 2022 Por S&
El defensor uruguayo del Barcelona se había operado cinco días antes de la fractura que sufrió en el segundo y el tercer metacarpiano de la mano derecha.
Captura de pantalla 2022-01-14 a la(s) 11.02.07

Los futbolistas uruguayos se destacan muchas veces por la garra, el sacrificio, el altruismo. Por eso suelen ser buscados por los distintos clubes del mundo. Corren los noventa minutos, transpiran la camiseta, traban con la cabeza y hasta pueden jugar días después de una operación y con dos clavos enormes en el cuerpo. Eso fue lo que sucedió con el defensor Ronald Araújo, que disputó el clásico entre Barcelona y Real Madrid sólo cinco días después de operarse de la fractura que sufrió en el segundo y el tercer metacarpiano de la mano derecha Y las imágenes que circularon en las redes que este jueves son impactantes.

"Araújo se convirtió en el heredero de jugadores como Migueli o Carles Puyol. El legendario Tarzán disputó la final de Basilea con la clavícula dislocada y el de La Pobla jugó con una máscara para proteger el pómulo roto. Ambos se dejaron la piel por el Barça en muchas ocasiones, arriesgaron y jugaron tocados, poniendo los intereses del equipo por delante de los personales. Igual que Araujo, que corrió un riesgo importante pero lo asumió encantado", escribió el periodista Edu Polo en Mundo Deportivo.

Jugó un gran partido el marcador central uruguayo de 22 años, que suele formar dupla con Gerard Piqué. El entrenador Xavi Hernández lo considera por sobre Eric García, Oscar Mingueza y los franceses Lenglet y Umtiti. Es cierto que Barcelona cayó ante el clásico rival por 3-2 en la semifinal de la Supercopa de España, pero la actuación del uruguayo fue destacada en todos los portales de Cataluña. La valoración fue por su nivel y por haber arriesgado su físico a menos de una semana de pasar por el quirófano: tan sólo jugó con una venda protectora.

"La derrota siempre duele, pero estoy orgulloso del equipo. Hicimos un partidazo. Quisimos ser protagonistas, tuvimos la pelota, fuimos mejores que Real Madrid. No pudimos contrarrestar su contraataque. Se está viendo el gran trabajo que estamos haciendo, el grupo está unido y espero que los resultados llegarán pronto", comentó Araújo tras la derrota. Y cerró: "Estamos en crecimiento. Se ve el fruto del trabajo. Hace un mes atrás lo veía muy lejos y ahora está muy cerca. Podemos pelear contra cualquier equipo".

El próximo compromiso de Barcelona el 23 de enero, cuando visite a Alavés. Y ahí seguramente dirá presenta Araújo, con su mano operada y sus dos clavos gigantes. 

_2PC5967_hThumb,7Real Madrid venció al Barcelona en una de la semis de la Supercopa de España

S&

Te puede interesar