Putin desplegó tropas en Ucrania y crece la alarma mundial

Actualidad 22 de febrero de 2022 Por redacción WTF
El presidente ruso firmó el decreto de reconocimiento de la independencia de las repúblicas separatistas y mandó al Ejército. El fin de los acuerdos de paz pone en alerta a toda Europa.
364608-whatsapp-20image-202022-02-21-20at-204-26-58-20pm

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, ordenó a las Fuerzas Armadas de Rusia que garanticen la paz en las repúblicas separatistas de Donetks y Lugansk, luego de firmar un decreto de reconocimiento de las dos regiones escindidas de Ucrania, como entidades independientes, agravando la crisis con Europa y Estados Unidos.

"En relación con el llamamiento del líder de la república popular de Donetsk, [ordeno] al Ministerio de Defensa ruso que garantice hasta la firma del acuerdo [de amistad, cooperación y asistencia mutua] que las Fuerzas Armadas rusas realicen funciones de mantenimiento de la paz en el territorio de la república popular de Donetsk", dice el decreto.

Rusia desplegó desde hace dos semanas decenas de miles de soldados en las fronteras de Ucrania que, según los países occidentales, están listos para invadir al vecino.

La decisión de Putin llega luego de que esta tarde informase al país que reconocerá la independencia de las regiones separatistas de Donestk y Lugansk, una acción que justificó en la protección de cuatro millones de personas en riesgo de genocidio, en referencia a los rusoparlantes.

 El reconocimiento abre la puerta a que Putin legitime la movilización de tropas rusas a los territorios de Donetsk y Lugansk, bajo el argumento de defender a los ciudadanos rusoparlantes, pero puede involucrar a más países europeos que enviaron tropas a Ucrania, como España o EEUU.

Sanciones de Europa y EEUU

Las primeras medidas contra Rusia fueron anunciadas por Estados Unidos y la Unión Europea, la cual se apresta a activar una salva de sanciones. Los 27 miembros de la UE se reunirán este martes para decidir la amplitud y los sectores a los cuales se le aplicarán las sanciones. Estas son las intenciones, los hechos son más intrincados. No todos los miembros de la UE están de acuerdo con sancionar a Rusia inmediatamente. 

Países como España, Italia y Alemania, muy preocupados por el suministro de gas ruso, temen que si se va demasiado lejos con las sanciones ello genere una crisis energética que, por sus efectos, pondría en peligro la lenta recuperación económica que se viene dando después de la pandemia. No es entonces seguro que los funcionarios de Bruselas tengan las manos libres parta castigar a Rusia como lo desean. 

Dos frenos se oponen: el primero es la dependencia energética de ciertos países. El ochenta por ciento del gas y  petróleo que consume Italia viene de las importaciones. Alemania, con una dependencia de casi cincuenta por ciento del gas ruso, también tiene un margen de maniobra reducido. En 2014, cuando Rusia anexó a Crimea, la UE excluyó de las sanciones contra Rusia a los sectores de la energía y las finanzas.

El otro freno es geopolítico: por ahora, Rusia no invadió Ucrania. Si los europeos van muy lejos con sus sanciones Putin podría decidir atravesar la frontera en la cual ha desplegado más de 150 mil soldados. La mega crisis no ha cerrado por completo los saturados canales diplomáticos. El próximo 24 de febrero, en Ginebra, el secretario de Estado norteamericano Anthony Blinken y el jefe de la diplomacia rusa Sergueï Lavrov participarán en un nuevo encuentro cumbre. 

Por ahora, Europa se acercó más que nunca a las fronteras de la guerra. París y Berlín han sido los dos países fuertes de la Unión que han optado por creer en el dialogo y la negociación. Occidente se durmió el domingo sobre la almohada diplomática y se despertó el lunes sobre las brasas de una auténtica guerra.

Te puede interesar