¿Cuáles son los signos más fáciles para convivir?

Curiosidades 16 de septiembre de 2020 Por S&
Ya sea que viva con su pareja o con un amigo sus actitudes están marcadas por su signo. Vea con quien es más fácil entenderse a la hora de compartir una vivienda.
amarte-a-ti-mismo16

Algunos signos (como Aries) tienen un concepto muy fuerte del espacio personal, mientras otros (como Piscis) buscan unirse con los demás y tienen poco sentido de los límites individuales.

ARIES

Los cálidos y entusiastas arianos pueden ser excelentes compañeros para convivir, siempre y cuando la ocasión les venga bien. 

A veces, pueden ser increíblemente sociables y divertidos, contagiando a todo el mundo con su buen humor. Sin embargo, como los arianos no se caracterizan por su habilidad para cooperar, pueden ser al mismo tiempo totalmente insensibles a las necesidades del resto de las personas de la casa.

Como resultado, pueden llevar a la confusión a su pareja, por ejemplo, cuando invitan a un amigo a comer en el momento, sin molestarse en avisar previamente.

TAURO

El signo de Tauro es el más “arraigado” de todo el Zodíaco, haciéndoles sentir a todos los nacidos bajo él una gran necesidad de confort y estabilidad en su entorno.

Para las personas que comparten los mismos valores que los taurinos, este estilo de vida puede ser muy beneficioso, dado que ofrece un hogar seguro y un código de conducta que es claro para todos los que puedan seguirlo.

No obstante, los flexibles en sus hábitos de vida pueden considerar a los taurinos demasiado fijos en sus conceptos; tienden a cumplir al pie de la letra las normas de un hogar, que por lo general han establecido ellos mismos, y, a menudo, se resistirán a cualquier cambio que pueda alterar la rutina.

Es por esto que los taurinos sin familia o sin una relación muy estrecha disfrutan más viviendo solos.

GÉMINIS

Géminis florece en compañía, se siente plenamente feliz cuando comparte su hogar con personas a las que considera estimulantes.

Dadas estas condiciones, pueden ser compañeros de casa cálidos y afables, siempre dispuestos a comprometerse en vivaces intercambios de puntos de vista, especialmente si estas charlas se prolongan hasta la madrugada.

Desafortunadamente, la sed de los geminianos por el debate no es compartida por todos. Su tendencia a defender sus puntos de vista puede irritar por momentos a los que discuten a un nivel más emocional, y el conflicto surge cuando hacen despliegue de su acrobacia mental y dejan a los demás al margen de la historia.

CÁNCER

Los cancerianos tienden a apreciar la vida hogareña más que cualquier otro signo. Es un refugio de la dura realidad del mundo exterior, permitiéndoles bajar la guardia y expresar el lado tierno de su naturaleza hacia los que aman. 

Cuando están rodeados por otras personas que entienden y responden a este aspecto de su personalidad, los cancerianos generalmente se sienten felices y realizados. 

Al mismo tiempo, siempre existe el riesgo de que su necesidad de proteger los haga sentirse demasiado a cargo de las necesidades de otras personas, haciendo que los más autónomos se sientan sofocados por la atención excesiva que reciben.

LEO

Los autoritarios leoninos son una especie magnífica para convivir. Cuando están en todo su esplendor, son extremadamente generosos, siempre deseando lo mejor para todos y no escatimando esfuerzos para ayudar a conseguirlo; de hecho, probablemente se sienten más felices que nunca cuando pueden aconsejar y tomar decisiones por las demás personas de la casa.

Desafortunadamente, también son propensos a hacer arreglos sin consultar a nadie, dado que compartir las decisiones no se cuenta entre sus cualidades más notables.

Los leoninos con frecuencia adquieren una reputación, ante su propia sorpresa, de ser tiranos en el hogar. Por su propio bien, deberían intentar ver lo drásticas que algunas de sus decisiones pueden resultar para los demás.

VIRGO

Pese a ser el más flexible de los tres signos de Tierra, la rutina hogareña es importante para Virgo, no se da a los gestos espontáneos a menos que alguien tome la iniciativa primero, y por lo general se siente mejor viviendo en un entorno ordenado con personas estables. 

Bajo estas condiciones, los Virgo son normalmente bastante tolerantes, pero, sí algún problema les preocupa, pueden ponerse tensos y susceptibles. 

Para cualquiera que viva con un Virgo es importante tener en cuenta que este tipo de comportamiento por lo general indica una gran ansiedad. Por lo tanto, se les debería alentar a que hablen de sus propios sentimientos o, si esto no funciona, a que se relajen y se olviden de sus preocupaciones.

LIBRA

Famoso por llevarse bien con todos, las personas nacidas bajo este signo son ideales para compartir su hogar con otra gente. 

La habilidad de Libra para ver todos los lados de una discusión, y de insistir sobre lo que consideran justo, es un ingrediente esencial para una convivencia armoniosa, mientras que su rechazo a los conflictos de cualquier tipo a menudo los pone en el rol de diplomáticos o pacificadores.

Pero, con frecuencia, los Libra mantienen una apariencia de armonía en vez de discutir los problemas fundamentales que surgen de la convivencia, causando una falta de reconocimiento de las verdaderas necesidades y sentimientos de las demás personas.

Los Libra que caen en esta trampa deben darse cuenta de que no existe sustituto de la franqueza en el hogar, incluso cuando esto signifique perturbar la paz por un tiempo.

ESCORPIO

El hogar para los escorpianos es su nido, un lugar donde pueden retirarse de los ruidos del mundo exterior y recuperar el nivel de energía. La privacidad y el espacio personal son esenciales para ellos, y realmente necesitan espacio para poder desarrollarse.

Desafortunadamente, a los miembros más sociables y alegres de la casa les puede resultar fácil entender este hábito, especialmente porque a un escorpiano le puede llevar mucho tiempo relajarse y poder unirse a los aspectos comunitarios. 

Tampoco les ayuda en este tema el carácter de firmeza de este signo, que hace que sean muy propensos a aferrarse a su rutina.

SAGITARIO

Los amigables y tranquilos Sagitario se sienten por lo general más que felices al compartir su espacio con otras personas.

Positivamente disfrutan de tener una audiencia que participe en sus esquemas, discusiones y bromas prácticas, y pese a que sus traviesas picardías parecen a veces fuera de lugar, su buen humor les ayuda a salir ilesos.

Al mismo tiempo, los sagitarianos, que desprecian la rutina, muchas veces pasan por alto la parte menos grata de la vida doméstica, evitando el trabajo en el hogar y pagando las facturas cuando el administrador está a punto de llegar. Si alguien se atreve a señalar esta debilidad, su alegría se transforma en mal humor.

CAPRICORNIO

Conocidos por su carácter reservado, los Capricornio pueden parecer difíciles para convivir. En lo que respecta a compartir una cosa, probablemente sea cierto, dado que tienden a considerar su propio hogar como un dominio privado y tienen problemas para adaptarse a la presencia de personas que no conocen bien. 

Pero, cuando se trata de familiares o de relaciones estrechas, los Capricornio son muy leales y responsables. Se entregan totalmente a apoyar y complacer a quienes quieren, ayudando a crear una atmósfera estable y un gran sentido de “hogar”.

ACUARIO

Aunque se sienten fascinados ante los temas generales que afronta la humanidad, los Acuario son menos adeptos para manejar las demandas diarias de las relaciones cercanas de convivencia.

Por su naturaleza, idealista y visionario, disfrutan de ver la vida a gran escala, y pueden sentirse frustrados con la facilidad con las restricciones que significa vivir con otras personas.

Dado que Acuario es un signo de firmeza, también existe el peligro de que estas personas se sumerjan en una rutina doméstica y se apeguen a un modo de vida que les brinda poca alegría. 

La flexibilidad es una cualidad que muchos acuarianos harían bien en adoptar, dado que crea las condiciones adecuadas para hacer cambios y permite que todos se puedan integrar sin dificultades.

PISCIS

Receptivos a todo tipo de influencias, los piscianos por lo general consideran la convivencia con otras personas como un tema muy confuso. 

Por un lado, su tendencia a eliminar los límites emocionales entre ellos y las personas con quienes conviven los hace inmensamente compasivos, siempre listos a prestar un oído comprensivo cuando aparece algún problema.

Pero, a veces, pueden apropiarse de sentimientos o emociones que no les pertenecen, generalmente con consecuencias desafortunadas para el resto de los ocupantes de la casa.

S&

Te puede interesar