Macron le saca cinco puntos a Le Pen y ambos disputarán la segunda vuelta de las presidenciales

Actualidad 10 de abril de 2022 Por S&
El actual mandatario y la candidata de ultraderecha disputarán el ballotage, según las primeras estimaciones.
1649324255_873049_1649324796_noticia_normal_recorte1
En el día de hoy se realizó la primera vuelta en Francia.

Emmanuel Macron y Marine Le Pen se enfrentarán en la segunda vuelta que se celebrará el 24 de abril. El actual jefe de Estado y candidato a la reelección ha obtenido un 28,50% de los votos en la primera vuelta celebrada hoy, frente al 23% de los cosechados por la ultraderechista Marine Le Pen, según las primeras estimaciones de voto publicadas al cierre de los colegios de Ipsos/Sopra Steria.

Ambos están sólo a cinco puntos, una diferencia más ajustada que la de 2017, aunque a Macron le da ventaja el hecho de que la mayoría de los candidatos eliminados ha pedido de manera tajante a sus votantes el apoyo para él el próximo 24 de abril con el objetivo frenar a la ultraderechista.

"Invito a los ciudadanos, cualquiera que sea su sensibilidad, a que se unan al proyecto que represento para hacer barrera frente a la extrema derecha", ha clamado Macron en su intervención ante los militantes, en la Puerta de Versalles, tras agradecer a los candidatos que le habían mostrado su apoyo para la segunda vuelta, en especial a Jean Luc Mélenchon.

Luego de que se conocieran las estimaciones, el presidente francés recibió el respaldo de los candidatos socialistas, comunistas, verdes y de la derecha derrotados para su batalla electoral de la segunda vuelta de este mes contra la líder de extrema derecha Marine Le Pen. En un impulso para Macron, el candidato del Partido Comunista, Fabien Roussel, la socialista Anne Hidalgo, Yannick Jadot de los Verdes y la candidata de Los Republicanos de Derecha, Valerie Pecresse, dijeron que votarían por él para evitar que la líder de extrema derecha llegue al poder.

Mélenchon, el tercero y quien tiene mayor caudal de votos a repartir, se mostró contento con su performance de hoy y, sin llamarlo por su nombre, también respaldo a Macron. “No hay que darle un solo voto a Le Pen. Lo voy a repetir: no hay que darle un solo voto a Le Pen, no hay que darle un solo voto a Le Pen. ¿Se entendió? Creo que mi mensaje fue claro”, aseguró desde su búnker.

En cambio, el candidato de la extrema derecha francesa Eric Zemmour, instó a sus seguidores a votar por Le Pen. “No me equivoco sobre quiénes son mis oponentes. Pido a mis votantes que voten por Marine Le Pen”, dijo a sus partidarios tras ser eliminado de la contienda en la primera ronda. “Hay frente a ella un hombre que ha hecho entrar a dos millones de inmigrantes, que no ha dicho una sola palabra de seguridad e inmigración en la campaña. Yo no me equivocaré de adversario”, concluyó.

La votación, celebrada tras una atípica campaña marcada por la invasión rusa de Ucrania, agudiza además el declive iniciado en 2017 de los partidos tradicionales -los socialistas y Los Republicanos (derecha)-, que lograrían menos del 10% de votos en total. Todo ello en un contexto de mayor abstención. La participación en la primera vuelta a las 17H00 era del 65%, 4,4 puntos menos que en 2017 a esa hora y 6,55 puntos más que en 2002, año con el récord de abstención en una presidencial, según cifras del ministerio del Interior. Los politólogos temían otro máximo.

S&

Te puede interesar