Godoy Cruz goleó a Independiente y el equipo del "traductor" es la sensación del torneo argentino

Deportes 27 de septiembre de 2021 Por S&
El DT Flores generó una revolución en el Tomba. Después de eliminar a Racing de la Copa Argentina, el Expreso le ganó 4-1 al Rojo en el Libertadores. Ya convirtió 16 goles en 5 partidos.
Captura de pantalla 2021-09-27 a la(s) 12.52.34

Diego Flores, el hombre que dejó de trabajar con Marcelo Bielsa para arrancar su propio camino como entrenador, cruzó el Océano Atlántico y se instaló al pie de la Cordillera de Los Andes para revolucionar a Godoy Cruz. Luego de cinco partidos (cuatro por la Liga y uno por la Copa Argentina), le dio una impronta al Tomba, que juega muy bien al fútbol, está invicto desde la llegada del nuevo técnico y convirtió 16 goles. Ayer, goleó 4-1 a Independiente en Avellaneda, nada menos.

Si bien Flores ya aclaró que no fue traductor (comenzó como pasante y terminó siendo asistente técnico) de Bielsa, más allá de darle en algunas ocasiones una mano con el idioma, tras los estudios que tomó de inglés y francés en Europa, también admitió que el sobrenombre le cae simpático. Así, rápidamente se metió en el plantel de Godoy Cruz, al que le despertó atributos futbolísticos que, evidentemente, estaban ocultos.

Por citar algunos casos desde lo individual, Ojeda potenció lo que venía mostrando; Elías López ya no es más ese lateral contenido que asomó en la Primera de River, ahora pasa al ataque con criterio y hasta se anima a patear tiros libres; Bullaude es un mediapunta que se mueve por todo el frente de ataque, asiste y convierte; y Badaloni es un goleador con destellos. Y en lo colectivo, en apenas un puñado de partidos, Flores le dio una identidad al equipo: tiene una intensa presión, rápida circulación de pelota, precisos contragolpes y manejo de los tiempos.

Así como pasó con Racing (al que eliminó de la Copa Argentina) la semana pasada, Godoy Cruz también sorprendió a Independiente y le dio un duro cachetazo para devolverlo a la realidad y alejarlo de la punta del torneo.

Luego de un inicio parejo, en el que jugaban casi espejados y había duelos interesantes en las bandas, como los de Burgoa-Bustos de un lado y López-Velasco del otro, Godoy Cruz empezó a sacar ventajas a partir de la concentración. El rebote de un remate de Acevedo que dio en el palo fue captado por Badaloni, quien tardó en definir y luego de pegarle apurado de zurda, contó con la complicidad de Ortega, que se llevó por delante la pelota y la metió en el arco propio.

Esa falta de atención y de concepto se evidenció también en Independiente sobre el cierra de la primera mitad cuando Domingo Blanco quiso gambetear ante dos jugadores de Godoy Cruz (Burgoa y Ojeda) que lo presionaron contra la raya lateral, le robaron la pelota y nació el contraataque del segundo gol que fue un golazo: pase de Ojeda para Bullaude y éste con un movimiento corporal se sacó de encima la marca de Bustos y le sirvió el gol a Badaloni, quien definió de zurda al ángulo izquierdo.

Antes de que Independiente pudiera reponerse, Godoy Cruz volvió a golpearlo al inicio del segundo tiempo. Lo presionó en los últimos metros y entre López, Bullaude y Acevedo gestaron el tercer gol. El volante central trabó con Romero y le dejó los tapones (los jugadores de Independiente protestaron la falta), López tiró el centro, Insaurralde casi la mete en contra y luego del rebote que dio Sosa, Bullaude estampó el 3-0 de cabeza.

Independiente estaba perdido, desorientado. Y ni siquiera pudo sacarle jugo al golazo de Márquez para reaccionar. Casi que no significó nada ese tanto para el Rojo. Volvió a repetir errores, siguió desconectado entre todas sus líneas y muy mal parado en defensa. El conjunto visitante lo aprovechó y liquidó el partido a puro toque entre Badaloni y Ojeda, quien marcó el cuarto gambeteando a Sosa y definiendo de zurda.

En tres de los cinco partidos que lleva con Flores en el banco de suplentes, Godoy Cruz anotó cuatro goles. Hay una idea clara de juego. Así, el ex ayudante de Bielsa rompió con un viejo axioma futbolístico que habla de los tiempos de trabajo para encontrar un funcionamiento. Y el fútbol argentino ya habla del equipo del “traductor”.

Captura de pantalla 2021-09-27 a la(s) 10.09.53Estalló la guerra en el PSG entre Mbappé y Neymar: "No me la pasa"

S&

Te puede interesar